Ir en busca de la Alimentación saludable, parece ser que se hubiera convertido en ir a la busca del Tesoro perdido. Es uno de los grandes retos de nuestra sociedad, desde el punto de vista nutricional.

¡Todos poseemos la ruta infalible para la búsqueda! Cogemos nuestro mapa, trazamos las coordenadas y ponemos rumbo hacia lo que llamamos la Dieta más saludable.

A lo largo de mi experiencia he de decir, que ido modificando no solo las rutas, sino los modos y los tiempos a la hora de entender la alimentación, no siendo un acto solo puro de mantenerte físicamente, sino una manera de expresar como estás anímicamente y de comunicarte. Lo que me lleva a tratar los alimentos y las personas de manera totalmente individualizada y valorando todo un entorno, para ir al encuentro de equilibrio entre lo que como, por que lo cómo y como con ello mejoro mi salud física, mental y social, (definición que hace la OMS de la salud), pero además buscar en la alimentación, la prevención.

Creo firmemente en la integración de los alimentos más tradicionales, con los nuevos alimentos que van surgiendo, en la combinación de extraer lo mejor de la cocina tradicional con las nuevas formas culinarias. Para ello apostamos por una Nutrición no solo teórica, sino práctica.

En este espacio se observa la alimentación actual, hábitos de vida, las emociones, los gustos, las necesidades, junto con los valores físicos, para elaborar un programa personalizado y enfocado a adquirir conocimientos en alimentación que vengan a nuestras vidas para quedarse. Que aprendamos a controlar lo que comemos y no que los alimentos nos controlen a nosotros. Adquirir herramientas y hábitos mejores para nuestra vida nutricional.

– Blanca Rouneau

Sea el alimento tu medicina y la medicina tu alimento.

-Hipócrates